martes, 20 de diciembre de 2016

Tigretón Tronco de Navidad

Hace tiempo que no publico nada. Quería preparar algo típico de Navidad pero, entre unas cosas y otras, no he encontrado el momento. Esto de mantener un blog da mucho trabajo, así que tengo que hacer malabares para buscar tiempo para escribir...

Pero hoy vuelvo llena de energía gracias a esta versión de Tronco de Navidad que nos merendamos entre 12 personas el domingo en mi casa. En realidad es una adaptación de la receta del Brazo de Gitano/Tigretón del blog de Ana Sevilla. Me entusiasma porque me recuerda totalmente a mi niñez... Os aseguro que si seguís los pasos que os voy a dar, a partir de ahora hacer un brazo de gitano no os va a costar ningún esfuerzo.

¡Importante!: Necesitaréis dejar el bizcocho relleno durante unas horas en la nevera (yo lo dejé una noche), para que se compacte y no se os desmorone al montarlo. Lo bueno, como siempre, es que la cobertura de chocolate tapa todas las imperfecciones: Si miráis la foto de abajo, a mí se me abrió un poco al enrollarlo con el relleno, pero el resultado final quedó estupendo, ¿verdad?


Tronco de Navidad de chocolate, nata y frambuesa con sabor a Tigretón

Ingredientes

Para el bizcocho:
  • 4 huevos tamaño L
  • 100 gr de azúcar
  • 1 sobre de azúcar vainillado
  • 1 cucharadita de miel (1 tsp)
  • Una pizca de sal (1/4 tsp)
  • 20 gr de chocolate puro en polvo (Valor u otra marca)
Para el relleno:
  • 350 gr de mermelada de frambuesa
  • 250 gr de nata para montar (33-35% materia grasa) muy fría
  • 50 gr de azúcar glas
Para la cobertura:
  • 100 gr de nata para montar (33-35% materia grasa)
  • 130 gr de chocolate postres
  • 50 gr de mantequilla a temperatura ambiente
Para la decoración:
  • Hojas de rosal pequeñas, que utilizaremos como molde
  • 4 ó 5 onzas de chocolate blanco
  • Colorante alimenticio verde
  • Unas frambuesas (yo las tenía congeladas)
Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo.

* El bizcocho:
  • Con Thermomix: Ponemos la mariposa en las cuchillas de la Thermomix y batimos los huevos, el azúcar y la sal durante 4 minutos, 37ºC, velocidad 3. Cuando pare la máquina, programamos otros 4 minutos, sin temperatura y a la misma velocidad.
Con otro robot o varillas eléctricas: Montamos hasta que la mezcla blanquee durante el mismo tiempo, más o menos.
  • Tamizamos el chocolate puro en polvo y la harina.
  • Ponemos el motor en marcha a velocidad baja (Velocidad 2-3 en la Thermo) y vamos añadiendo la miel, el chocolate mezclado con la harina y la mantequilla por el vocal.
  • En una bandeja de horno colocamos papel de hornear, volcamos la masa y la extendemos con una espátula para que quede, lo más igualada posible, formando un rectángulo.
  • Horneamos el bizcocho en el segundo nivel del horno, empezando por abajo, durante 8-10 minutos; es importante no pasarse porque tiene que estar tierno para poder enrollarlo.
  • Comprobamos que está hecho pinchando con un palillo o brocheta.

* El relleno:

Para montar los 250 gr de nata es muy importante que, tanto la nata como el vaso donde lo vayáis a montar estén muy fríos, próximo a los 0º C. Para ello yo meto 4 ó 5 hielos en el vaso y pongo a funcionar la máquina un par de minutos. Mientras, lavo muy bien la mariposa o las varillas que utilicéis ya que la necesitamos muy limpias para montar la nata.
  • Si usas la Thermo, vaciamos el agua de vaso, colocamos la mariposa en las cuchillas, y vigilamos cómo monta la nata a velocidad 3 durante un minuto o menos. Mucho cuidado porque si nos pasamos se convertirá en mantequilla.
Con otro robot o varillas eléctricas procederíamos de la misma manera.
  • Cuando el bizcocho ya esté frío extendemos la mermelada con una espátula de manera homogénea y, seguidamente, hacemos lo mismo con la nata, con cuidado de que no se mezcle con la mermelada.
  • Enrollamos el bizcocho, separando con cuidado el papel de hornear a medida que lo vamos enrollando, y los envolvemos nuevamente con el mismo papel o con film transparente presionándolo para bien.
  • Lo dejamos en la nevera unas horas para que se compacte mejor.

* La cobertura:
  • Calentamos los 100 gramos de nata 2 minutos, 90ºC, velocidad 2.
  • Añadimos el chocolate troceado y la mantequilla. Mezclamos todo a la misma temperatura y velocidad durante unos segundos, hasta que se integren los ingredientes. Estamos utilizando la Thermomix como una batidora, así que creed en vuestro instinto, jajaja.

* El montaje:

Os recomiendo que utilicéis directamente la fuente en la que vayáis a presentar el tronco y sin poner ninguna blonda encima. Yo la utilicé y tuve que cambiarla varias veces porque el chocolate mancha mucho y, para colmo, se desmonta totalmente el “tronco auxiliar”. ¡Un follón de narices!
Ya sé que lo ideal es utilizar una base como las de las pastelerías, pero ¿quién tiene una a mano cuando la necesita?

Para ver el montaje me gusta mucho este vídeo de la tienda de María Lunarillos. Es otra receta, pero vale como tutorial a partir del minuto 5,56.
  • Hacemos un corte diagonal a unos 4 dedos del extremo del tronco.
  • Ponemos sobre la fuente en que vayamos a servir el bizcocho dos tiras de papel de hornear, pegadas la una a la otra, para posar justo en el medio de las dos, el tronco.
  • Montamos el tronco, colocando la parte fea mirando para abajo.
  • Con un poco de chocolate de cobertura, a modo de pegamento, colocamos el tronco auxiliar donde más nos guste.
  • Esparcimos el chocolate sobre el tronco, sin preocuparnos por las irregularidades. Al ser un bizcocho oscuro, yo he tapado también los extremos con chocolate porque me parece que queda más bonito. 
  • Con un palillo formamos círculos que simulan los nudos del tronco y con un tenedor damos forma a las vetas de la madera.
  • Quitamos el exceso de chocolate que queda pegado a la base del bizcocho con la ayuda de un cuchillo para que, cuando enfríe, sea más sencillo quitar el papel de hornear.
  • Metemos el tronco en la nevera para que se solidifique el chocolate.

* La decoración:
  • Lavamos con agua y jabón las hojas del rosal. Las secamos con papel de cocina.
  • Fundimos el chocolate blanco en el microondas (yo lo pongo a 560 w 1 minuto y voy viendo) o al baño maría, con cuidado de que no hierva y le añadimos el colorante verde hasta obtener el color que nos guste.
  • Pincelamos el envés (parte no visible) de las hojas con el chocolate verde y metemos las hojas en la nevera para que enfríen. Es conveniente que hagáis más de las que vayáis a utilizar, porque alguna se os rompe seguro…

* La presentación:

Cuando vayamos a servir el Tronco de Navidad, quitamos el papel de hornear que utilizamos para que no se nos manche la fuente, despegamos las hojas de chocolate verde con la ayuda de un palillo y montamos las frambuesas.

Por cierto, en algunas recetas ponen almíbar o emborrachan el bizcocho, antes de rellenarlo. Esto sería necesario si el bizcocho nos quedara seco. Si os pasara, para hacer un almíbar sólo tenéis que poner a hervir unos minutos agua con la mitad de su peso de azúcar y listo. El próximo bizcocho que haga lo emborracharé para que veáis la diferencia Espero que os haya gustado este Tigretón tuneado, jajaja.

¡Felices Fiestas!




No hay comentarios: