miércoles, 17 de enero de 2018

Crema de Limón con Castañas en Almíbar

Hoy he ido a hacer la compra a La Plaza de DIA, una cadena de supermercados discount española la cual, a finales de 2017, ha lanzado una nueva gama de productos gourmet llamada Delicius que me encanta. Para mi sorpresa tenían Castañas en Almíbar en promoción al 50% de su precio, así que he comprado algunos tarros y, de paso, como tenemos visitas este fin de semana, aprovecharé para hacer esta Crema de Limón con Castañas que os voy a explicar a continuación.

Se trata de un postre muy sencillo y rápido de hacer, pero es una verdadera bomba de relojería si lo tomáis en exceso... claro que la mezcla de la castaña - que se rompe cuando metes la cuchara - con la crema de limón, es una verdadera delicia...

Avisadas estáis... Ya me diréis qué os parece.

Crema de Limón con Castañas en Almíbar

Las cantidades que os doy son para 4 raciones, pero puede que os sobre un poco de crema de limón, que siempre se puede comer sola, sin ningún tipo de acompañamiento.

INGREDIENTES

  • 2 limones (110 ml de zumo sin pulpa)
  • 1/2 bote pequeño de leche condensada (185 ml)
  • 1 yogur de limón o natural (yo pongo bífudus)
  • 200 ml de nata para montar fría (35% materia grasa)
  • 1 tarro de castañas en almíbar (4 ó 5 castañas por copa/persona)

PREPARACIÓN

  • En un cuenco grande vertemos el zumo de limón bien filtrado para quitarle cualquier resto de pulpa.
  • Añadimos la leche condensada, el yogur, la nata fría y batimos con unas varillas - no con batidora eléctrica - hasta que espese un poco.
  • En una copas o cuencos individuales vamos alternado, una castaña con un poco de crema de limón, como veis en la foto superior. Yo puse cuatro castañas en total, siendo la última la más bonita que encontré, para que quedara más chulo el acabado.
  • Por últimos vetemos un poco del almíbar de las castañas por encima de la copa, tapamos con film transparente y reservamos en la nevera un par de horas antes de servir. De este modo cogerá mayor consistencia y frescura.
Por cierto, esta receta que hago desde hace años, está inspirada en el postre que tiene en su carta el restaurante de origen leonés Prada a Tope Madrid. Así que si queréis probarla y no hacerla, podéis ir a allí directamente.

Un beso, 



No hay comentarios: