miércoles, 31 de mayo de 2017

Pan de Molde con Semillas de Amapola

Versiones de pan de molde hay un montón y la de hoy os va a encantar: Al incorporar semillas de amapola el tacto es maravilloso y al tostarlo...  ¡cruje!

Este pan de molde se puede hacer como el Pan de molde Sencillo, pero me gusta alargar un poquito el proceso utilizando un prefermento (masa madre) para que aguante fresco más tiempo y gane en esponjosidad. Yo, de hecho, siempre hago el pan de molde con masa madre natural pero, tranquilas, os voy a explicar cómo hacerlo con masa madre de levadura.

Por cierto, al final del post os doy unos cuantos consejos que os harán obtener un pan impresionante. ¡No os los perdáis! Y si nunca habéis hecho pan, podéis echar un vistazo a la entrada que preparé sobre Cómo Hacer Pan paso a paso.

Pan de molde con semillas de amapola

Ingredientes

Para el prefermento (masa madre de levadura): 
  • 100 gr de agua
  • 100 gr de harina panificable (proteína 10) 
  • 2,5 gr de levadura fresca de panadería (ó 1 gr de levadura seca) 

Ingredientes para la masa:
  • 220-250 gr de leche (yo semidesnatada) 
  • 200 gr de harina panificable (proteína 10)
  • 200 gr de harina de fuerza (proteína 12)
  • 1 gr de levadura fresca (0,5 gr de levadura seca)
  • 35 gr de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • 40 gr de azúcar (ó 15 gr de sirope de ágave)
  • 10 gr de sal
Pan de molde con semillas de amapola

Preparación

Método Tradicional:
  • Mezclamos los ingredientes del prefermento en el bol que vayamos a hacer la masa, lo tapamos para que no se seque y lo dejamos en un lugar templado (armario cerrado, horno...) hasta que se hinche. Estará listo cuando cojamos una bolita de masa y al sumergirla en un vaso de agua, flote.
  • Añadimos la leche a la masa madre, disolvemos en ella la levadura.
  • Mezclamos las semillas de amapola con la harina, para facilitar que se distribuyan bien por el pan.
  • Incorporamos todos los ingredientes, menos la sal, hasta tener una masa algo pegajosa
  • Dejamos reposar 10 minutos tapada la masa para que se absorba bien el líquido y facilitar el amasado (autolisis). 
  • Añadimos la sal, ponemos un poco de aceite en la encimera y amasamos unos 10 segundos. Si notamos muy rígida la masa, añadimos un poquito más de leche. 
  • Dejamos fermentar en un bol, tapado para que no se seque en un lugar cálido, hasta que doble su volumen
  • Mientras tanto, forramos una fuente alargada (yo uso una de plumcake), con papel de hornear.
  • Manchamos la superficie de amasado con harina y dividimos la masa en 2 partes iguales, con las que formamos dos hatillos, ó uno solo con con la forma alargada del molde de plumcake (es el que yo utilizo).
  • Forramos el molde con papel de hornear (si no tienes unta el molde con aceite o mantequilla) y colocamos los dos hatillos de masa con el pliegue hacia abajo.
  • Tapamos (yo con un gorro de baño) y dejamos fermentar en un lugar cálido hasta que veamos que sobresale del molde.
  • Pincelamos la superficie del pan con leche (o huevo batido) y lo horneamos, en el primer nivel del horno empezando por abajo, a 250°C durante 15 minutos con calor abajo y 25 minutos más, a 200 °C con calor arriba y abajo.
  • Lo sacamos del horno y del molde y, quitándole el papel, lo ponemos a enfriar sobre una rejilla

Con Thermomix 31:
  • El procedimiento es idéntico, salvo en el amasado: Simplemente disolvemos la levadura en la leche 2 minutos, temperatura 37°C, velocidad 2. 
  • Incorporamos el resto de ingredientes, menos la sal, y programamos 10 segundos a velocidad 6.
  • Dejamos reposar 10 minutos e incorporamos la sal.
  • Seguidamente amasamos 3 minutos a velocidad espiga y seguimos los pasos que os he explicado. 
  • IMPORTATE: Si observáis que la máquina está haciendo demasiado esfuerzo en el amasado, no lo hagáis de un tirón como os explico, sino en 2 ó 3 intervalos de 10-15 segundos de marcha y 10 minutos de reposo (como si lo hiciéramos a mano).

Y ahora aquí van unos cuantos consejos que siempre utilizo al hacer cualquier pan:
  • Las harinas tienen diferentes capacidades de absorción de líquido: Si veis que la masa es difícil de manejar por estar muy compacta, no tengáis miedo de añadir un poquito más de leche. De cualquier modo, como me dijo una vez un experto panadero: "Masa dura, masa segura"
  • Siempre que hagáis pan utilizad agua reposada del día anterior, para que pierda el cloro, ya que éste afecta al buen funcionamiento de la levadura e, incluso, a la formación del gluten de la harina. De hecho, yo siempre tengo una jarra de agua del día anterior a mano. Otros bloggers aconsejan utilizar alguna mineral... Cualquiera de las dos opciones es válida.
  • Yo siempre que hago pan pongo la bandeja de asar en la base del horno cuando estoy precalentándolo; cuando ha cogido temperatura (con muchísimo cuidado) añado un vaso de agua para generar vapor durante los 15 primeros minutos de cocción, ya que ayuda a la subida, pero si no lo haces tampoco pasa nada. 
  • Y si forráis un molde rectangular como lo hago yo, el mismo papel de hornear lo podéis reutilizar dos o tres veces más.
Ya me contaréis a qué os recuerda este pan... ¡Mmmmhhh!

Un beso,



No hay comentarios: