miércoles, 20 de abril de 2016

Caramelo, paso a paso

Un ingrediente básico en muchas recetas de repostería es el caramelo. Forma parte integrante de tantas elaboraciones, que me ha parecido una buena idea dedicarle un poco de espacio en el blog, así aprovecho para explicaros mis trucos para tenerlo siempre a mano cuando hago Flan de Huevo al Horno, por ejemplo.

Para hacer caramelo he intentado todo tipo de fórmulas, salvo usar la Thermomix. Tengo que reconocer que en algún momento se me ha pasado por la cabeza. ¿Acaso no sirve para hacer de todo? Jajaja. Bromas a parte, yo de vosotras no me arriesgaría…

Mis primeros intentos fueron con el microondas, por aquello de acelerar el proceso. De hecho se puede hacer, pero el tiempo que inviertes es mayor que utilizar el sistema tradicional de cazo y fogón.

 ¿Y si combinamos ambos procedimientos? Pues eso es exactamente lo que os voy a proponer:

Fases y colores por los que pasa el caramelo hecho tradicionalmente


Ingredientes

Para la fase 1:

. 200 ml de agua
. 100 gr de azúcar

Para la fase 2:

. 50 ml de agua del tiempo

Preparación

. En un cazo mezclamos con una cuchara metálica el azúcar y el agua de la fase 1 y lo ponemos a fuego medio.

. Vamos removiendo, balanceando el cazo encima del fuego, observando el bonito color que va cogiendo el caramelo (ver foto). Es importante que no lo dejéis dorarse demasiado, porque aun seguirá haciéndose fuera del fuego en la fase 2.

. Apartamos el caramelo del fuego, nos protegemos la mano con la que vamos a echar los 50 ml de agua de la fase 2 sobre el caramelo, y removemos hasta que deje de hervir.

. Lo dejamos templar un poco - irá cogiendo consistencia a medida que se va enfriando, como veis en la primera foto del cuchillo y mi cara reflejada ;D - y lo pasamos a un bote de cristal con tapa, para conservarlo el tiempo que queramos. 

Aclaraciones

¿Y si el caramelo os saliera de un color demasiado claro para vuestro gusto? No pasa nada: se puede meter en el microondas para que tome color, a temperatura máxima, durante 4 ó 5 minutos o el tiempo que vayáis viendo que se necesite. Hoy mismo he corregido el color de un caramelo que tenía bastante clarito, y con 5 minutos a 560 w ha  sido suficiente.

¿Qué pasaría si el caramelo me queda duro? Pues simplemente añadimos dos cucharadas de agua y lo metemos en el microondas unos minutos. Lo sacamos con mucho cuidado, con una manopla o un paño grueso, revolvemos el agua con el caramelo hasta que se disuelva, y listo.

¿Y si nos queda muy líquido? Añadimos más azúcar, lo metemos en el microondas unos minutos, y a rodar...

Por último, para limpiar el cazo en el que hayáis hecho el caramelo, sólo tenéis que tener paciencia y dejarlo con agua: el caramelo se disolverá tranquilamente.

Muy fácil, ¿no os parece?

Un beso, 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Tienes alguna duda o sugerencia? Espero poder contestarte lo antes posible