viernes, 13 de mayo de 2016

Bizcocho Cuatro Cuartos con Nata

Como hoy ando pillada de tiempo os voy a dar mi versión mejorada de un bizcocho tradicional de toda la vida, estupendo para hacerlo cuando tienes visitas inesperadas a merendar... Mi hija es una experta en invitar amigas de un día para otro: Me vuelve loca, pero para qué está una madre, ¿no? 

¿Por qué lo llaman "Cuatro Cuartos"? Porque es un bizcocho que se basa en una fórmula muy sencilla: 1/4 de azúcar, 1/4 de harina y 1/4 de mantequilla y 4 huevos... Lo que viene a ser 4/4. La lógica es aplastante, ¿no os parece? Al menos mi madre me lo enseñó así y, visto de esta manera, no te olvidas jamás de la fórmula. Por supuesto hay que añadirle levadura y el pellizo de sal que siempre nos decían nuestras abuelas, pero los ingredientes básicos son los que son.

Habiéndolo hecho siempre siguiendo esta regla numérica, me sigue costando ver otras proporciones publicadas por ahí. ¿Por qué se complicará tanto la gente? Jajaja.

La fórmula mejorada consiste, simplemente, en sustituir la mantequilla por nata, lo que le aporta más ligereza y menos calorías. Esto lo aprendí de niña, cuando veraneábamos en Asturias: Todas las mañanas venía la lechera a casa y nos dejaba leche de vaca recién ordeñada, que había que hervir. De ese proceso se extraía la nata y mi madre la utilizaba para hacer este bizcocho. Una delicia, la verdad. Pero bueno, probadlo vosotras directamente y ya me contaréis.

Bizcocho cuatro cuartos en molde de corona, espolvoreado de azúcar glas

Ingredientes

. 250 gr de azúcar
. 4 huevos L
. 250 gr de harina de trigo
. 200 ml de nata líquida para montar (también vale 250 gr, pero los envases pequeños son de 200 ml, así que no hace falta complicarse demasiado)
. ½ sobre de levadura química para repostería (7,5 gr)
. Un pellizco de sal

Decoración

. Azúcar glas 

Preparación 

. Antes de empezar, precalentamos el horno a 180ºC.

. Batimos lo huevos con el azúcar hasta que blanquee la mezcla. Si utilizamos la Thermomix, batimos 2 minutos, velocidad 3, temperatura 37ºC y repetimos el proceso - mismo tiempo y velocidad - sin temperatura.

. Añadimos la nata y mezclamos.

. Incorporamos la harina tamizada, junto con la levadura química y la sal.

. Dependiendo del molde que utilicemos, si es rectangular, podéis colocar directamente papel de hornear y verter la mezcla sobre el mismo. Si lo hacéis en un molde de corona, como he hecho yo, tendréis que untar el mismo con mantequilla y tamizar harina sobre él, para evitar que se pegue la masa y poder desmoldar el bizcocho.

. Horneamos a 180ºC durante 25 minutos, colocando la fuente sobre la rejilla situada en el segundo nivel del horno (contando los niveles de abajo a arriba).

. Pasado este tiempo abrimos el horno, no antes, y pinchamos el bizcocho con una brocheta, para comprobar que está bien cocido. Si saliera manchada, vamos alargando el tiempo lo que necesitemos, de 5 en 5 minutos. 

. Sacamos la fuente del horno y la colocamos sobre otra rejilla que tengamos o sobre una superficie a prueba de quemaduras, hasta que temple

. Para desmoldar el bizcocho de una fuente Pirex - que es la que yo he utilizado - tenemos que sujetar el molde con firmeza y ejercer movimientos enérgicos de delante a atrás, de derecha a izquierda y de arriba a abajo: veremos cómo se va despegando poco a poco. Si el molde es de silicona, no tendréis ningún problema: saldrá fácilmente…

. Damos la vuelta al bizcocho sobre la misma rejilla, y lo dejamos ahí hasta que se enfríe completamente.

. Lo pasamos a una fuente y le espolvoreamos azúcar glas por encima. De esa manera, no se notarán prácticamente los desperfectos ;D.

Con esta receta, a lo tonto a lo tonto, os lleváis dos: bizcocho de nata y bizcocho de mantequilla: al de nata yo no le añadiría nada, al de mantequilla una cucharada de esencia de vainilla o ralladura de ½ limón le va fenomenal. También se puede rellenar con mermelada y convertirlo en una tarta.

Veréis cómo os encanta. 

Un beso, 





4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Ayer me llamó mi amiga Amelia, mientras hacía esta receta, para preguntarme un par de cosas:
    1) ¿Qué pasa si tengo un huevo con dos yemas? ¿Vale por dos huevos? Mi respuesta: Pues no. Lo importante en las recetas es el peso de los ingredientes y, en el caso de huevos gemelos, el peso es la suma de la pareja, así que no vale por dos huevos.
    2) ¿Qué pasa si tengo levadura caducada? ¿Funcionará? Como no supe contestarle, creo que al final echó el doble de la levadura necesaria...
    Amelia, espero que no hayáis terminado con una diarrea del 12. ¡Ya me contarás!

    ResponderEliminar
  3. Es un bizcocho buenísimo y con una receta super-fácil de recordar. Yo lo he rellenado de mermelada de naranja y lo he cubierto con chocolate. Me quedó una tarta genial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buena idea! Si te gusta la naranja en los bizcochos el lunes publico una receta que te va a encantar.
      ¡Saludos!

      Eliminar

¿Te ha gustado esta entrada? ¿Tienes alguna duda o sugerencia? Espero poder contestarte lo antes posible