viernes, 23 de septiembre de 2016

Mermelada de Moras en Microondas

En estas últimas semanas he tenido ocasión de ir a coger moras un par de veces. Sin ir más lejos, ayer mismo me fui de excursión a la sierra madrileña con mis amigas Jessica M y Paloma D-J. La excusa era hacer mermelada, aunque en realidad pasamos la mañana de paseo sin otra preocupación que la de no pincharnos con las zarzamoras, jajaja. El resultado: 3 kilos de moras y un cambio de planes en la programación de la receta de Helado de Yogur que pensaba publicar hoy.

Como me he dado cuenta de que todavía hay sitios en los que podéis encontrar moras, creo que llego a tiempo de explicaros la fórmula que he utilizado para hacer una mermelada riquísima, con el 50% menos de azúcar del que habitualmente se utiliza en su elaboración.

Hacer mermelada, la verdad, no tiene demasiado misterio: Se pone el mismo peso de azúcar que de fruta a cocer y, si no coge la consistencia deseada, se añade un gelificante que puede ser la pectina o el agar-agar. Hay gente que le pone un poco de zumo de limón, supongo que para evitar la oxidación, pero como las moras son oscuras y de por sí pueden ser algo ácidas, yo no lo he puesto nada.

En lo referente a proceso de elaboración, cada maestrillo tiene su librillo: Unos - como Su de Webos Fritos - usan la Thermomix, pero no me convence demasiado ya que tritura demasiado (y a mi me gusta con tropezones, que aportan fibra y todo lo bueno que ello conlleva); otros – como Pam de Uno de Dos - usan el fuego tradicional y un pasapurés para quitar las semillas; finalmente otros - como Cristina Galiano (os paso un enlace con información muy útil)- utilizan el microondas. Me quedo con el procedimiento de Cristina, por novedoso, rápido y limpio, pero con mi variante particular, que no es otra que mezclar técnicas diferentes según el momento y la necesidad.

Mermelada de moras hecha con pasas para rebajar el azúcar a la mitad

Necesitaremos para su elaboración: Un recipiente con tapa apto para el microondas (como el de la foto) y un machaca-patatas o la Thermomix en su función inversión de cuchillas, para no triturar las moras demasiado.

Ingredientes

. 1 kg de moras
. 100 gr de pasas sultanas (son las que no tienen pepitas)
. ½ kg de azúcar

Preparación

. Lavamos muy bien las moras y le quitamos todos los rabitos que puedan haber quedado enganchados.

. Las dejamos secar y las ponemos un el recipiente apto para microondas, sin agua.

. Tapamos las moras y programamos 10 minutos a potencia 800 w. Como la fruta contiene agua, no hace falta añadir ni una gota.

. En un recipiente a parte trituramos las pasa sultanas: Yo lo hago también en la Thermomix. No es necesario que estén muy machacadas ya que luego se cocerán con las moras y no se va apreciar la diferencia.
Esto de usar uvas pasas para endulzar lo veréis en un montón de mermeladas y zumos de frutas sin azúcares añadidos. Es un clásico y funciona fenomenal.

. Sacamos con cuidado las moras del microondas, las revolvemos con una cuchara de madera, las unimos a las pasas sultanas  y las machacamos con el machaca-patatas o con la Thermomix en su función inversión de cuchillas. De esta manera evitamos triturar las pipas: Si usáramos una batidora eléctrica no tendríamos más remedio que pasar la mermelada por un chino.

.  Añadimos el azúcar a las moras, revolvemos y metemos en el microondas, si tapar, durante 10 minutos, a potencia 800 w. Sacamos con cuidado y revolvemos la mezcla.

. Volvemos a meter en el microondas, si tapar y repetimos el proceso anterior 2 veces más. En total habremos cocido las moras 4 veces en ciclos de 10 minutos cada uno.

. Dejamos reposar la mermelada y comprobamos que tiene la consistencia adecuada metiendo una pequeña cantidad en la nevera. Si vemos que queda muy líquida, volvemos a cocer unos minutos; si quedara espesa, simplemente añadiríamos un poquito de agua y volveríamos a cocer unos minutos.

Conservación

. Podemos reutilizar frascos que tengamos guardados, cuyas tapas cierren bien. Para esterilizar - tanto tarros como tapas - los lavamos bien en el lavaplatos: La posición preferible de lavado es la parte inferior, donde la temperatura es mayor, poniendo las tapas en el cesto de los cubiertos.

. Llenamos los botes hasta su máxima capacidad con mermelada hirviendo, los cerramos bien y los dejamos enfriar, boca abajo, apoyados en su tapa.

Dicen que las mermeladas hechas con menos proporción de azúcares, se conservan peor, así que mejor guardarlas en la nevera. Yo no he podido hacer la comprobación todavía, porque no hago grandes cantidades de mermelada y las consumo o las regalo para uso inmediato. No obstante, intentaré que me duren algo más de lo habitual los 4 botes que me han salido y ya os contaré el resultado del experimento.

Un beso, 




2 comentarios:

Pam, Uno de Dos dijo...

¡Qué rica! :)

Mercedes dijo...

¡De muerte, Pam! :) Tengo que probar a hacer otras mermeladas siguiendo este tipo de trucos para rebajar el azúcar, porque el resultado es estupendo. La próxima que haga seguramente será de pera, que no se encuentra habitualmente en los supermercados de barrio y a mi marido le chifla. Seguimos en contacto seguro.