lunes, 10 de octubre de 2016

Bollos de Hamburguesa

Últimamente me da por hacer bollos de pan y, cómo no, el pan de hamburguesa es una gran opción. Los preparo en raciones de 70 gramos para congelar unos cuantos y tenerlos a mano en cualquier momento de la semana. Se pueden comer recién descongelados o tostados para que recuperen ese crujido tan particular del pan recién hecho. ¡Mmmmm! Nada que ver con los bollos industriales que venden en bolsas; esos que se deshacen en cuanto les pegas un mordisco... :C

En fin, para llegar a la receta de hoy he hecho varias pruebas y el resultado que más me ha gustado ha sido la publicación de Circe en Un Pedazo de Pan: Una verdadera experta en recetas con masa madre. ¡Me da una envidia ver la cantidad de harinas qué utiliza! Yo, de momento, me estoy frenando pero no sé cuánto tiempo tardaré en sucumbir a los encantos harineros, jajaja... Tranquilas que, de momento, voy adaptado las recetas que me llaman la atención a las harinas que podernos encontrar en los supermercados y herbolarios, así os facilito las cosas (dentro de lo posible) a las menos adentradas en el mundo del pan ;D.

En este receta he hecho pequeños ajustes en las cantidades, según me pedían mis harinas, y he rebajado el azúcar de la receta de Circe porque me resultaba demasiado dulce. ¡A ver qué os parece!

Panecillos de haburguesa con sésamo por encima

Ingredientes

Para la masa madre (MM):

  • 5 gr de masa madre natural (*)
  • 100 gr de agua
  • 100 gr de harina de fuerza
(*) Se puede sustituir por 3 gr de levadura fresca panadera o 1 gr de levadura seca panadera.

NOTA: Si queréis hacer masa madre natural, lo mejor es que os descarguéis este tutorial de Iban Yarza en PDF y os lo leéis tranquilamente, porque el proceso dura 6 días y seguro que tendréis dudas en algún momento. A todas nos ha pasado. Yo, mientras tanto, voy preparando una entrada sobre el tema... ;D.

Para los bollos:
  • Los 200 gr anteriores de MM. (Podéis guardar los 4 gr que sobran para el próximo pan)
  • 250 gr de harina panificable (con proteína no inferior a 10)
  • 150 gr. de harina de fuerza
  • 100 gr de leche
  • 90 gr de agua
  • 10 gr de levadura fresca de panadería (o 3 gr de levadura seca de panadería)
  • 1 huevo
  • 30 gr de azúcar
  • 7,5 gr de sal fina
  • 30 gr. de mantequilla a temperatura habiente.
Para el acabado:
  • 1 huevo batido
  • Semillas de sésamo sin tostar

Hamburguesa de carne, lechuga, tomate y queso hecha con bollos de hamburguesa

Preparación 
  • Un par de horas antes de empezar hacemos nuestra masa madre (natural o de levadura): Mezclando bien los ingredientes, tapamos con un plástico o gorro de baño y la dejamos fermentar en un lugar templado - yo la meto en el horno apagado - hasta que veamos que aparece alguna burbujita (con una o dos basta) . La podremos utilizar cuando hagamos la prueba de la flotabilidad, que consiste en coger una gotita o hilito minúsculo de masa madre y ver si flota en un vaso de agua.
  • Con la ayuda de una cuchara de madera, mezclamos la masa madre con todos los ingredientes, menos las harinas, la sal y la mantequilla.
  • Incorporamos las harinas y dejamos reposar media hora.
  • Añadimos la sal, amasamos un par de minutos y dejamos reposar 10 minutos.
  • Incorporamos la mantequilla y volvemos a masar 2 minutos. Como estará pegajosa, la dejamos reposar nuevamente 10 minutos.
  • Formamos bolas - de 70 gramos para mini-hamburquesas; de 85 para hamburguesas mayores - como hacemos con panes grandes para crear tensión (mirad la foto); damos la vuelta y presionamos hasta formar un disco de un 1 cm de altura.
  • Colocamos en bandejas de hornear, con una separación de tres dedos entre ellos para dejarles margen de crecimiento, y tapamos con un paño limpio que no suelte pelusa.
  • Calentamos el horno 5 minutos a 50ºC y apagamos; metemos la bandeja de asar con agua en la solera del horno para crear humedad, y dejamos las bandejas de panes fermentando dentro durante una hora o lo que necesiten.
  • Cuando estén hinchados, sacamos las bandejas con las más del horno y reservamos mientras precalentamos el horno, con calor abajo, a 250ºC, dejando la bandeja de asar dentro. 
  • Justo antes de meter los bollos en el horno, los pintamos con huevo batido y espolvoreamos con el sésamo, que presionaremos con la mano un poco para que se adhiera mejor. Los bollos de la segunda bandeja los dejaremos tapados y sin echarles nada hasta el momento de hornearlos para que no pierdan volumen con el cambio de temperatura.
  • Con cuidado añadimos más agua a la bandeja de asar y metemos la bandeja del pan, en el primer nivel empezando por abajo. Horneamos durante 5 minutos a 250ºC.
  • Sacamos la bandeja de asar en la que teníamos el agua, bajamos la temperatura a 200ºC, calor arriba y abajo sin aire, y horneamos durante 10-15 minutos más, o hasta que veamos los bollos dorados. 
  • Cuando saquemos los bollos los pasamos a una rejilla para que enfríen.
Los bollos de hamburguesa son primos hermanos de las medias noches o los suizos. Cuando yo era niña los llamábamos "va llenas" porque “iban llenos” de lo que se nos ocurría. ¡Ay que ver de qué cosas me acuerdo de repente, jajaja! ¿Y vosotras de qué los vais a rellenar?

Un beso,


2 comentarios:

soy Circe dijo...

Me ha encantado ver tu receta. Qué buenos panes haces. Y gracias por citarme. En este mundo todos aprendemos de todos, es una gran red que se va tejiendo...

Mercedes dijo...

Muchas gracias. Seguimos en contacto!