viernes, 10 de junio de 2016

Pan Milagro

¿Habéis oído hablar del pan milagro? Es el pan de los principiantes por excelencia. Lo llaman milagro porque no le damos ni los reposos ni las dos fermentaciones que, como mínimo, necesita el pan para ganar tamaño, textura y sabor… De hecho se hornea la masa, si dejarla subir nada de nada y sin precalentar el horno.

Otra particularidad de este pan es que se mete en el horno dentro de una bolsa de hornear, de las que venden en los supermercados, sin necesidad de invertir en cazuelas especiales, como he visto en alguna receta publicada por ahí…

La fórmula que os facilito es mi versión de la receta de Thermomix. La he modificado para conseguir un pan de buen tamaño y he reducido el exceso de levadura para eliminar ese sabor de fondo que muchas habréis notado; también le pongo leche, pero si no os gusta podéis utilizar solamente agua.


Pan milagro o sin amasado, horneado en una bolsa apta para el horno. La miga es bastante compacta

Ingredientes


Para el pan:
  • 100 gr leche
  • 170-180 gr agua
  • 25 gr aceite de oliva extravirgen
  • 500 gr harina de fuerza (ó 250 gr de harina de fuerza + 250 gr de harina panificable)
  • 11 gr sal fina 
  • 5 gr de levadura fresca de panadería (o 2 gr de levadura seca)
Para el horneado: 
  • Una bolsa de hornear con su precinto
  • Aceite de oliva para el interior de la bolsa

 Preparación 

  • Mezclamos la levadura con los ingredientes líquidos: empezamos con la cantidad inferior de agua, reservando un poco por si nos quedara la masa demasiado dura. Si utilizáis levadura seca, se disuelve mejor en agua templada a 37ºC, pero no es imprescindible hacerlo así.
  • Añadimos la harina, la sal y amasamos 2 ó 3 minutos a mano, o con la función de amasado de la Thermomix, mezclando previamente todos los ingredientes 10 segundos en velocidad 6. Si no queda muy dura la masa, completamos con el agua que hemos reservado.
  • Damos forma al pan, espolvoreamos un poco de harina por encima y le hacemos unos cortes decorativos.
  • Manchamos un poco de aceite de oliva en el interior de la bolsa de hornear, para que no se pegue el pan cuando suba, metemos la masa y cerramos la bolsa con uno de los precintos que la acompañan.
  • Con el horno frío, ponemos la bandeja con el pan en el primer nivel del horno, empezando por abajo. Tened mucho cuidado con el precinto de la bolsa, porque si entra en contacto con la bandeja durante la cocción se puede derretir y tendréis problemas para despegarlo después.
  • Ponemos el horno a 190ºC, calor arriba y abajo, y dejamos el pan dentro durante 45-60 minutos, en función de lo dorado que lo queráis.
  • Sacamos el pan del horno y de la bolsa de hornear, dejándolo reposar sobre una rejilla, hasta que enfríe.

El resultado, como veis en la foto, es un pan de "miga densa" estupendo para una urgencia, que os recomiendo comer recién hecho, porque … Por eso mi propuesta es que la próxima vez lo hagáis por el procedimiento tradicional como os enseño en esta otra versión de Pan de Leche y Aceite de Oliva. ¡Veréis lo esponjosa que queda la miga y lo bien que aguantas varios días!

Es verdad es que este pan tiene muchos detractores entre los amantes del pan casero pero, a mi entender, sigue siendo mejor que el pan industrial que habitualmente nos venden en los supermercados.
  
Un beso, 

No hay comentarios: